Contáctanos
Español
Disfruta de nuestras playas
Estados Unidos de América
Grandes metrópolis siempre en ebullición
Estados Unidos
País de alma indomable, viajes por carretera y cielos inconmensurables
Más Info
Ciudad de contrastes
Los Ángeles
Más Info
Capital del Entretenimiento Mundial
Las Vegas
Más Info
La ciudad más liberal de América
San Francisco
Más Info
¡La ciudad donde nacen los sueños!
Nueva York
Tipo de viaje
Todo lo que debes saber
Idioma

Inglés

Moneda

Dólar estadounidense (USD)

Huso horario

GMT -5, GMT-10 Verano: GMT -4, GMT -10

Código telefónico

+ 1

Fiestas nacionales

1 enero: Año Nuevo

3° lunes de enero: Día de Martin Luther King Jr.

2 de febrero: Día de la Marmota

14 de febrero: Día de San Valentín

3° lunes de febrero: Día del Presidente

17 de marzo: Día de San Patricio

El último lunes de mayo: Día del Memorial

El 4 de Julio : Día de la Independencia Americana

4° jueves de noviembre: Día de Acción de Gracias

25 de diciembre: Navidad

Estados Unidos
Bienvenido a Estados Unidos

La gran aventura norteamericana comprende un sinfín de atractivos: prados y playas, picos nevados y bosques de secuoyas, ciudades locas por la comida y cielos inconmensurables.
Estados Unidos es el país de Los Ángeles, Las Vegas, Chicago, Miami, Boston y Nueva York: grandes metrópolis siempre en ebullición cuyo nombre evoca un millón de posibilidades culturales, culinarias y de ocio. Solo hay que dedicar el tiempo necesario para que el país despliegue su sorprendente variedad: la ecléctica escena musical de Austin, los serenos encantos de la prebélica Savannah, la conciencia ecológica de la liberal Portland, el estupendo paseo marítimo de San Francisco y los embriagadores barrios antiguos de Nueva Orleans.


Este es el país de los viajes por carretera, donde más de seis millones de kilómetros de autopistas surcan desiertos de roca rojiza, pasan bajo altas cumbres y cruzan fértiles campos de trigo que se extienden hasta el horizonte.
Las asoladas laderas de las Grandes Llanuras, los frondosos bosques pluviales del noroeste del Pacífico y los pintorescos caminos rurales de Nueva Inglaterra son excelentes puntos de partida para la gran aventura estadounidense.


El alma indomable y el corazón de Estados Unidos laten al ritmo de su música popular. Son los gruñidos profundos de John Lee Hooker y los torrentes apasionados de John Coltrane. Es el yodel de Hank Williams y el mohín de Elvis. Son Beyoncé y Bob Dylan, Duke Ellington y Patti Smith. Es el sonido del corazón de Janis Joplin al romperse, el grito torturado de Kurt Cobain y el estribillo hipnótico de Johnny Cash de walk the line (portarse bien).
No hay ningún otro arte estadounidense tan influyente. Blues, jazz, country, rock and roll, hip-hop: la banda sonora musical de EE UU, su evolución durante el s. XX y el actual. El resto del mundo también la ha hecho suya y ahora es una fiesta multicultural, alegre y espontánea, en la que géneros y estilos se mezclan y confunden. En cuanto parece que la música pop ya no se puede reinventar (basta con ver a Gwen Stefani, Britney Spears o a Lady Gaga remendando el estilo pionero de Madonna pero de una forma nueva y audaz), funde géneros, desafía las expectativas y rompe las reglas una vez más.